8/29/2014

Reseña: Significance - SHELLY CRANE

Maggie es una chica de diecisiete años que ha tenido un mal año. Es inteligente e iba en el buen camino, pero luego de que su madre se marchara y su padre se deprimiera, se está graduando a duras penas y su novio de casi tres años la bota por una beca universitaria de fútbol. Últimamente, piensa que su vida pende de un hilo y se está agarrando tan fuerte como puede.

Entonces, conoce a Caleb. Le salva la vida y de inmediato sabe que hay algo en él que es interesante, pero se supone que ella está de camino a una cita con su primo. Pero las cosas cambian cuando se tocan, las chispas saltan. Literalmente.

Se imprimen el uno en el otro y ella ve su futura vida parpadear ante sus ojos. Aprende que no sólo es su alma gemela, y puede sentir los latidos del su corazón en su propio pecho, sino que hay un mundo totalmente distinto de personas con dones y habilidades que nunca supo que existía. Ella misma está experimentando cambios sobrenaturales diferentes a cualquier cosa que jamás antes haya sentido, y necesita el toque de la piel de él para sobrevivir.
Ahora, no sólo tiene que preocuparse por su padre intentando salir de su depresión para ser un padre de nuevo, sino también de los enemigos de Caleb, quienes saben que él está impreso y están detrás de Maggie para que ellos dejen de ganar habilidades y alejarla de él.
¿Podrá Caleb salvarla o serán obligados a vivir el uno sin el otro justo después de encontrarse?



***

Maggie es una chica de diecisiete años que se está graduando de la preparatoria, ya que, en pocas palabras, adelantó un año por todos sus problemas personales; entre ellos que su madre la haya abandonado a ella y a su padre, el cual entró en una depresión que afecto gravemente a Maggie.


Kyle, un amigo de ella, la invita a una “cita” más tarde ese mismo día y ella acepta. Pero cuando va de camino a la casa de Kyle se encuentra con Caleb, y no precisamente de una manera normal. Ella lo salva de lo que pudo haber sido un terrible accidente. Ambos comienzan a charlar y el decide acompañarla el resto del camino a la casa de Kyle quien resulta ser nada más y nada menos que su primo. La historia va muy bien y algo cliché hasta ese punto, pero la verdadera y emocionante acción viene cuando llegan a su destino.
Cuando Maggie y Caleb se tocan por un simple gesto se imprimen, lo que significa que son almas gemelas.

Esta es una historia bastante linda y es de esas en las que fácilmente te adentras. Me gusto bastante, lo suficiente como para dejarme toda una noche sin dormir. Me encanto la forma que uso la escritora, Shelly Crane, para relatar los sentimientos que sintieron los protagonistas. Tan profundos que el lector es capaz de sentirlos. Sip, ya sé que sueno muuuy empalagosa, pero ni modo, seré una romántica empedernida hasta el final <3

Es imposible no enamorarse de Caleb Jacobson;  inclusive, si existiera una lista de hombres-ficticios-perfectos, el estaría en segundo lugar (el primero es y siempre será Daemon Black) El demuestra que no es necesario ser el típico “chico malo que odia a todo el mundo” para enamorarte. Me encanto su actitud con Maggie y también me encanto la actitud de ella. Sin duda una pareja perfecta.

Pero no es solo una historia de amor, ya que también trata sobre personas con poderes o mejor dicho, dones. El libro combina de todo, desde magia hasta momentos de desesperación por saber que sucede en la siguiente página. No lo recomiendo para nada a las personas que no buscan libros con exageradas cantidades de romance dulce. Si eres una de ellas, no creo que las imprimaciones sean la tuyo.

Algo que sin duda me encanto fue que ninguno de los personajes fue estúpido, si saben a lo que me refiero. Es desesperante cuando un personaje  hace todo lo contrario a lo que quieres –inclusive grito de desesperación -, pero eso no sucedió, por lo menos no conmigo.


En fin, toda la saga me pareció encantadora y adictiva. Tal vez si hubo una que otra cosa que cambiaria pero nada importante. 

No comments:

Post a Comment